2 de las 101 maneras de hacer tu salón de clases especial


PRIMERA MANERA: Puerta "Wonging"

Nombre puesto en honor al Dr. Harry Wong, quien compartió su método exitoso de hacer no solomente que su clase fuera divertida sino también fácil. Este método consiste en esperar a los alumnos en la puerta del salón de clases y saludarlos amablemente con una cálida sonrisa a cada uno de los estudiantes que ingresan al salón. El propósito es poder hacer sentir que cada uno de los estudiantes son importantes para el maestro, que conoce sus nombres como entes individuales y siente verdadera alegría por verlos día a día. Los alumnos se sienten apreciados y llegan a establecer una relación con su maestro basada en el resto, la admiración, la comprensión, apoyo, etc. Esta acción ha dado los mismos resultados para todo aquellos maestros que la han aplicado. Actualmente lo hacen cuando cada estudiante ingresa a las aulas virtuales.


SEGUNDA MANERA: Escritorio "Wonging"

Esta fue la experiencia de una maestra que hacía lo mismo que el Dr. Harry Wong pero desde su escritorio, con una leve diferencia pero el propósito era el mismo. Todos los días colocaba los nombres de cada estudiante escritos en un papel en su bolsillo, un papel por nombre. Luego, durante las horas de clases, sacaba un papel por vez, leía el nombre y decía una característica afirmativa, positiva del estudiante, y luego ponía ese papel en su otro bolsillo. Al final de la clase, todos los papeles habían sido transferidos. Obviamente cada afirmación debía ser dada con el corazón, y no mecánicamente. Este es otro método efectivo para hacer que las clases de todo maestro sea especial e inolvidable para sus estudiantes.

1 visualización0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo